Bases para una alimentación Infantil Saludable

Los niños que han seguido, desde el primer día, una alimentación correcta son niños sanos, no contraen enfermedades (tan sólo desarrollarán alguna crisis de desintoxicación esporádica, dado el medio contaminado en que vivimos la mayoría de nosotros), no se contagian, son niños alegres y emocionalmente equilibrados. No es mi propósito dar una extensa explicación sobre este tema aunque sí quisiera destacar la importancia que tiene una buena alimentación para obtener una vida saludable. Es por este motivo que no voy a extenderme demasiado en tratar este tema ya que, de por sí, necesitaría  varios artículos monográficos.

El niño no debe vivir su forma de alimentarse como una imposición rígida y sin sentido, sino como una cosa lógica, sana y natural. Su alimentación no tiene que hacerle sentir distinto (ni mejor, ni peor) de las demás personar.

Debemos ser conscientes que la alimentación, el descanso y el ejercicio físico son la base de la buena salud y que las consecuencias de una mala alimentación en los niños son: frecuentes resfriados, mucosidad casi permanente, acné, caries, piel atópica, carácter difícil e irritable, trastornos digestivos, mala visión, mal olor corporal, problemas de oclusión, insomnio, poco rendimiento en los estudios, baja capacidad de concentración, gripes, obesidad, halitosis,etc…

Una parte importante en la educación de los niños es enseñarles qué comer sin esperar que sea la escuela la que realice esta tarea. Grave error. Las escuelas enseñan,  pero la educación es tarea y responsabilidad de los propios padres.

Seguir leyendo →