Bases para una alimentación Infantil Saludable

Los niños que han seguido, desde el primer día, una alimentación correcta son niños sanos, no contraen enfermedades (tan sólo desarrollarán alguna crisis de desintoxicación esporádica, dado el medio contaminado en que vivimos la mayoría de nosotros), no se contagian, son niños alegres y emocionalmente equilibrados. No es mi propósito dar una extensa explicación sobre este tema aunque sí quisiera destacar la importancia que tiene una buena alimentación para obtener una vida saludable. Es por este motivo que no voy a extenderme demasiado en tratar este tema ya que, de por sí, necesitaría  varios artículos monográficos.

El niño no debe vivir su forma de alimentarse como una imposición rígida y sin sentido, sino como una cosa lógica, sana y natural. Su alimentación no tiene que hacerle sentir distinto (ni mejor, ni peor) de las demás personar.

Debemos ser conscientes que la alimentación, el descanso y el ejercicio físico son la base de la buena salud y que las consecuencias de una mala alimentación en los niños son: frecuentes resfriados, mucosidad casi permanente, acné, caries, piel atópica, carácter difícil e irritable, trastornos digestivos, mala visión, mal olor corporal, problemas de oclusión, insomnio, poco rendimiento en los estudios, baja capacidad de concentración, gripes, obesidad, halitosis,etc…

Una parte importante en la educación de los niños es enseñarles qué comer sin esperar que sea la escuela la que realice esta tarea. Grave error. Las escuelas enseñan,  pero la educación es tarea y responsabilidad de los propios padres.

Los nutrientes:

–          Vitaminas: Verduras, frutas, cereales integrales, leguminosas.

–          Minerales: Algas, verduras, cereales integrales, leguminosas.

–          Proteínas: Cereales, leguminosas, carnes, pescados, huevos, lácteos.

–          Carbohidratos: Verduras, frutas, cereales, leguminosas.

Proporción de los alimentos:

 

Si hacemos un plato combinado y lo dividimos en cuatro partes, 2 (la mitad del plato) serían de cereales y/o legumbres, 1 parte de verduras y un poco menos de la parte que queda sería de productos animales o derivados (carne, pescado, queso, huevos). Para completar el menú: una pieza de fruta, pequeñas
cantidades de frutos secos y semillas y el aceite de los aliños. (50-55% Cereales integrales y legumbres /25-30% Verd uras y frutas /10-12% pescados, legumbre, carne, lácteos / una pequeña parte de semillas y/o algas).

Los cereales: Hidratos de carbono de absorción lenta, fuente fundamental de la energía. Importante tomarlos integrales y ecológicos con el fin de aprovechas todos los beneficios de la fibra. En forma de pasta o de grano (trigo, arroz, mijo, avena, cebada, centeno, quínoa, trigo sarraceno, amaranto, maíz).

Legumbres: Proteina vegetal y hidratos de carbono. Material fundamental para “construir” y “reparar” por lo que son fundamentales para el crecimiento. Deben estar presentes en todas las comidas de los niños aunque su exceso genera residuos (radicales libres) que el organismo debe eliminar al ser tóxicos parra éste (oxidación = envejecimiento)

Verduras y frutas: fuente principal de vitaminas. A tener en cuenta: Verduras -> su forma de cocción ya que determina completamente la conservación o pérdida de sus vitaminas. Fruta: tomar fuera de las comidas ya que, junto a éstas interfiere negativamente en el proceso digestivo e interfiere en la asimilación de las proteínas.

Otros: Algas-> Fuente importantísima de minerales. Fuente de lípidos ricos en Omega3 y omega 6 (semillas, aceites vegetales), pickles (ricos en enzimas digestivas).

Proteína: diferenciar la proteína vegetal (legumbres junto con cereales, tofu, seitan, tempeh, quinoa, trigo sarraceno, polen) de la proteína animal (carne blanca, carne roja, pescado, marisco, huevo, lacteos). Soja no fermentada (leche, tofu)-> No dar a los niños ya que inhibe la absorción de Hierro (anemias) , Zinc, yodo (tiroides).

Consejos para la alimentación infantil:

• Los niños están en su fase de crecimiento por lo que hay que tener en cuenta que necesitan una alimentación que les aporte mucha energía, es decir:

–          Cereales a diario (arroz, quinoa, pasta, mijo,…)

–          Algas y/o semillas a diario.

–          Proteína en cada comida (tener en cuenta no mezclar proteína vegetal y fruta en la misma comida ya que la fruta inhibe la asimilación de la proteína).

• Algunos efectos de los alimentos:

–          Demasiado azúcar: llorones, apáticos.

–          Demasiada proteína y/o sal: ansiosos, agresivos, dispersos, irritables.

• Si están bajos de energía, un buen remedio temporal es la Jalea Real.

• En caso de mucosidades: eliminar todos los lácteos por completos así como las harinas refinadas.

• Dulce sano: zanahoria, calabaza.

• Salado sano: pickles

• Si el niño está muy disperso: potenciar las formas concentradas en la comida las bolas prensadas (p.e bolas de arroz).

• Te bancha con regaliz (este tipo de te es muy rico en Calcio que se asimila bien).

• Zumo energético: manzana, zanahoria, limón.

• Zumo relajante: manzana tibia.

One thought on “Bases para una alimentación Infantil Saludable

  1. Regena

    “Bases para una alimentación Infantil Saludable | Alternativas de Salud”
    in fact causes myself ponder a small bit more.
    I actually cherished every single section of this blog post.

    I appreciate it -Jeanne

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *