“EL CUERPO SUSURRA O GRITA, LO QUE LA MENTE NO COMPRENDE”

Un resfriado ocurre cuando el cuerpo no llora… Un dolor de garganta aparece cuando no es posible comunicar las aflicciones… El estómago arde cuando la rabia no consigue salir… La diabetes invade cuando la soledad duele… El cuerpo engorda cuando la insatisfacción aprieta… El dolor de cabeza deprime cuando las dudas aumentan…. El corazón renuncia cuando el sentido de la vida parece terminar… Las uñas se quiebran cuando las defensas están amenazadas … El pecho aprieta cuando el orgullo esclaviza… La presión sube cuando el miedo aprisiona… Las neurosis paralizan cuando el “niño interno” tiraniza… La fiebre sube cuando las defensas detonan las fronteras de la inmunidad… ¿Y tus dolores callados? ¿Cómo hablan ellos a tu cuerpo? Elige qué hablar… con quién hacerlo… dónde, cuándo y cómo! Sólo los niños cuentan todo, a cualquier hora, de cualquier forma… Elige a alguien que pueda ayudarte a organizar las ideas, a armonizar sensaciones y a recuperar la alegría. Todos necesitamos saludablemente de un oyente interesado… Pero todo depende, principalmente, de nuestro esfuerzo personal en que se produzcan los cambios que deseamos para nuestra vida… ”

Expuesto en una pared de un consultorio terapéutico en Brasil 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *