Las Cervicales

“Las cervicales son el paso entre nuestra cabeza y nuestro cuerpo. Nuestro cuerpo es donde sentimos y nuestra cabeza es donde pensamos. En nuestra cultura, solemos tener las cervicales muy contracturadas de forma que no nos enteramos de lo que pasa en nuestro cuerpo.
Cuando nos apretamos las cervicales estamos intentando no sentir, es decir, bloquear aquí es una manera de no sentir.
Puede que sea porque nos han dicho que sentir es malo y no debemos expresar nuestras emociones, quizás nos hace sentir vulnerables.
Respirar poco o superficialmente también es una manera de no sentir. Si nos ponemos a respirar mucho más profundamente, emocionalmente también sentimos mucho más. Si sentimos más, nos apetece más acercarnos a los demás y entrar en contacto. Cuando ponemos freno a nuestra respiración, ponemos freno a nuestros sentimientos y al contacto con los demás”.